Una vez que haya abierto su(s) paquete(s) y leído el primer párrafo de las instrucciones,  tómese un momento para guardar los siguientes números telefónicos y el correo electrónico a continuación.

Número gratuito (sólo para los EE.UU. y Canadá) – (+1) 800-716-1545

Teléfono (para clientes angloparlantes) – (+1) 805-922-1300

En caso de tener alguna consultas en idioma otro idioma, envíenos un correo electrónico a info@pondarmor.com

Estos son lo medios que tiene a su disposición para ponerse en contacto con nosotros, en caso de que tenga dudas o requiera información adicional a la proporcionada en el Manual de instrucciones o en esta página.

Preparación de superficies

Debido a restricciones de espacio, las instrucciones que se presentan a continuación explican de manera breve cómo preparar distintas  superficies. Si requiere más información ncontrará una versión más detallada para cada tipo de superficie y preparación en el Manual de instrucciones.

Se debe desgastar la superficie para que la superficie en la que se aplique la primera capa tenga textura similar a un papel de lija de grano 60. Aunque no siempre es posible alcanzar una superficie con esas características, es un objetivo que debe tenerse en consideración.

Le sugerimos ver nuestros videos, lo cuales cubren diversos métodos para preparar superficies y que se encuentran en el siguiente enlace:

Una vez que haya preparado la superficie, el próximo paso dependerá del material de la superficie. En el caso de superficies de concreto y otros materiales como la piedra natural o ladrillo o block, es  esencial hacer un grabado ácido. El grabado ácido limpiará la superficie sin importar si la superficie es nueva o antigua. Muchas personas reen que el grabado ácido se realiza para hacer que la superficie se vuelva más irregular, en realidad el grabado ácido limpia calcio residual que Es posible quedar insertado en el interior de los poros de la superficie, un posible efecto secundario, del grabado es que la superficie se sentirá un poco más áspera al tacto. 

 En el caso de  superficies de metales tratados como los metales galvanizados, estas requerirán de un lavado con vinagre blanco antes de aplicar una pintura base antiincrustante. Este proceso sencillo permitirá que el galvanizado se adhiera de mejor manera tanto a la pintura base inicial como a su posterior recubrimiento.

En el caso de superficies de metales no tratados, de ser posible se debe aplicar una pintura base antiincrustante. Si bien Pond Shield es un producto único e independiente, puede combinarse con una pintura base para lograr una mayor adhesión en esas superficies.

En todos los casos, la mampostería pulida, los azulejos sin esmaltar, y el mármol deben pasar por un proceso que los vuelvan más rugosos. Si no se logra una mayor rugosidad en estos materiales, no habrá tensión de superficie suficiente para que la pintura epóxica se adhiera de manera adecuada,  lo que hará que se desprenda con el paso del tiempo.

Por lo general, los azulejos esmaltados tienen una superficie que se asemeja mucho al vidrio. Al igual que en el caso de la mampostería pulida y el mármol, este tipo de azulejo debe desgastarse si no se quiere correr el riesgo que el revestimiento se desprenda con el tiempo. Le recomendamos consultar nuestro catálogo de videos en el enlace anterior. El video titulado “Smoothing Rough Concrete” muestra una variedad de métodos que también pueden usarse para este fin. 

Los plásticos como el ABS y el PVC presentan una adhesión óptima con Pond Shield. Estos plásticos solamente necesita que se le lije con un papel de grano 60 y se les limpie con un paño. Después de haberlos lijado y limpiado, aplique una pequeña cantidad de pintura base para PVC y deje pasar unos minutos antes de aplicar Pond Shield.

Al preparar superficies de madera, el método usado dependerá en gran medida de la calidad de la madera. En todos los casos, desgastar la madera también es esencial tanto para suavizar las áreas rugosas como para volver más rugosas las áreas suaves. El papel de lija de grano 60 es el que mejor funciona para este fin. Después, use una aspiradora para limpiar y un plumero para desempolvar la superficie antes de aplicar la pintura epóxica.

La manera más sencilla de preparar una cascada es, antes de iniciar, tomar una foto a la cascada con el agua corriendo, de ser posible. Esta foto puede usarse como guía para aplicar la pintura a base de resina epóxica exactamente en las líneas por donde pasa el agua y añadiendo un margen adicional. Recomendamos que el revestimiento se aplique hasta por lo menos 2cm afuera de las líneas donde pasa el agua. Use un esmeril o un cepillo circular de alambre para taladros para limpiar las áreas más estrechas donde un desgaste de la superficie es necesario. Limpie todos los rincones y grietas, y use una secadora de cabello para eliminar la humedad residual. 

Consejos adicionales para la aplicación de pintura epóxica

No podemos dejar de enfatizar la importancia de siempre comenzar preparando una cantidad pequeña. Además de la temperatura y la humedad, la superficie sobre el cual se trabaja, sus propias habilidades personales jugarán un papel importante con respecto a que tan sencilla o complicada resulte la aplicación del recubrimiento epóxico. Una vez que haya aplicado la porción preparada, usted descubrirá cuánto material puede mezclarse de manera segura dependiendo de cada proyecto. De este modo, pue de elegir duplicar o triplicar la preparación, si lo considere conveniente. 

Por lo general, el producto tiene una duración de entre 20 y 30 minutos, pero en el caso de temperaturas más altas o de un mal manejo del material, puede resultar en periodos más cortos. Nunca mezcle  una cantidad mayor a la que va a emplear.

Es importante enfatizar que el manejo adecuado de la pintura epóxica es la manera más sencilla de asegurar que el producto tenga una vida útil lo más larga posible. Dejar el material mezclado en un recipiente o mezclar demasiado material son ejemplos clásicos de un mal manejo.